Este blog está dedicado al mundo de la Artesanía, a los artesanos creativos y originales, a los mercados, ferias, viajes, cursos y talleres. Para colaborar con el blog, enviad fotos a cualquiera de las etiquetas.karmennanita@hotmail.com. Gracias a todos



OBJETOS del DESEO de ALLÁ para ACÁ

Cuando viajo por estos y esos mundos de acá y de allá, de no dejar un rincón por ver y de acabar agotada "in extremis" aún quedan las inevitables compras las cuales he de confesar que forman parte de la esencia de mis viajes.  Doy toda la guerra y más para buscar lo más difícil, lo más alto, lo más raro. A veces mis acompañantes acaban de mí hasta el gorro, pero yo me lo paso de miedo regateando y consiguiendo lo imposible.
Luego lo elevo todo a la categoría  de cosas raras de por ahí que colecciono, contemplo y me pongo. Cuando a veces la gente me pregunta por esto o aquello no puedo por menos que esbozar una sonrisa. Soy asi desde hace mucho.



Ví unas alforjas parecidas a estas en el zoco de Essaouira y no paré hasta conseguirlas, tuve que cuidar la tienda mientras el tendero iba a  buscarlas...¡vete a saber donde!

Lo estaba pintando un chico en Amapura, le faltaba la firma. Por el camino se fué secando.

Llevan conmigo desde siempre, aún me acuerdo de aquel verano de playa.

Por el tiempo de la invasión de Kuwait anduve por Egipto y me invadió este jarrón de una alfarería que no está en las rutas turísticas.



. Al optico de París lo volví un poco loco con los colores y las formas, me preguntaba una y otra vez si estaba segura, tenía sus dudas, yo ninguna.


Del zoco de los herreros de Marrakech me la llevé sin pintar ante la extrañeza de todos, allí mismo tuve la idea de darle este color turquesa.

Recorrí todo el Gran Bazar en su busca y captura, aquí la recompensa.

Estos colgantes son de Shanghai los había por doquier, me volvía loca con cada uno de ellos.



Los birmanos los encontré en un mercado flotante, portean un reloj del zoco de Damasco, el gong lo tengo guardado.
Cuando me las pongo noto unas miraditas...que lo dicen todo


En este viaje a Birmania lo primero que hice fué comprar esta sombrilla, el sol abrasaba lo suyo. Con ella visité todas las pagodas.

Lo vi en un escaparate de Santa Cruz y no pude resistirme. Está pintado a mano por una artista argentina.

Paseando por Roma me encontré con estos dos, juntos pero no revueltos.

Lo llevaba el sultan de Topkapi y yo no soy menos.


Paseando por Bruselas vi estas botas y fueron mi perdición. Aún me acuerdo de las que se quedaron en la tienda.

En la isla de Itaparica lo ví nada más llegar, para disimular revolví todo el tenducho.



Flor entre flores, nunca mejor dicho.

El regateo tiene sus compensaciones como esta lámpara de Estambul.





  Di una vuelta por el zoco de Damasco y luego mil hasta encontrarlo.


 El pañuelo de China lo enmarqué primero depués vinieron las flores que hice yo misma  para acompañarlo.


Estaba en lo más alto de un puesto del  mercado de Ho Chi Minh.

 En El Gran Bazar hay de todo por eso es el más grande.



Para una motera como yo ¿que voy a  decir..?



Figura o reloj...?  las dos cosas.



 Gafas en forma de tulipán las que me acompañan casi siempre.

Mis Xisty bolso o cesta, no lo se muy bien.


Estambul para mí la joya de la Corona.





Reloj comprado a los chinos pero no en China.


 Rojas, bordadas y de Estambúl. ¡Qué decir del interminable regateo!.



En  la 5ª Avda. de N,Y. estaba el gallo, gracias a él he creado otros muchos.
Este bolsito lo compré en un mercadillo del lago Inle enseguida le encontré ocupación, porta-sombrilla.

Corazón de corazones de Danang, único no había más.


Hadas de Francesca Truyol de Inca (Mallorca).


Miniaturas de cerámica de un mercado de Rangún.



Esta muñequita rusa es una campanita muy graciosa.



Belem de Cusco que vino ocupando asiento en el avión para que no se rompiera.


Globo de mi amiga Estrella.


Cuando no era navidad compramos varios angelitos como este en una tienda de San Juan de Aznalfarache.


Este plato es de los artesanos de Garagos, un pueblo del desierto egipcio.


Casita de unos ceramistas de Zaragoza que se llamaban "El Patio". ¿Qué habrá sido de ellos?...


Juego de café de los alfareros de Marruecos.



Iglesia de terracota pintada de Perú, esta si vino bien envuelta en la maleta.


Matrioskas rusas tipicas, cada una con un vestido diferente, por eso me gustaron.